Día de la Madre A la Naranja

La primera en llegar fue la mamá de Simón del Karmel. Sentada en la silla naranja Elisa da de comer a Simon. Uno a uno llegan Nicolás, Mateo, Mariano, Alana Jones, Fabrizio, Alana Vargas, Enrique… y con ellos sus madres!!! Primero van al centro de la naranja que representa la interioridad del alma. El lugar donde dialoga Dios con nosotros. Es la séptima morada que una mujer del siglo XVI nos reveló. Teresa de Jesús fue una luchadora por dar a la mujer un lugar digno junto a Quien sabemos nos ama dentro de nosotros. Allí en lo más profundo que tenemos nos encontramos con las madres de la naranja. Juntas cantaron algunas canciones que día a día compartimos con los niños: “ Tu hogar mi ciudad en el centro mi fuente de vida” ; “ Buenos dias Alana como estás…” ; “ Las criaturas del mundo como tú y yo todo ser viviente es creado por Dios, por eso damos cariño a los animales como a la humanidad” “ Pican pican las gotitas sobre mi tejado y dibujan canalitos de color plateado”…

El camino de interioridad quedó abierto y ahora pasaron al escenario de las ciencias y allí un experimento dentro del domo asombró a las mamitas por la atención y concentración de los niños: un globo se infla solo al ponerlo abrazando la boca de entrada de una botella… Qué ingredientes tenía la botella para provocar esta reacción química!!! Acto seguido el escenario de las artes nos esperaba con una sorpresa de mezcla entre danza contemplativa y danza experimental. Las piezas musicales “Jesus alegría de los hombres” de J.S Bach; Starry Starry night de Don Mclean; Música tradicional China y el tema “Pink Panther” de Henry Mancini, sirvieron para hacernos estrellas con los niños, seguirlos en sus movimientos, dibujar formas y soltar nuestra imaginación dancística para crear magia A la Naranja!

Luego de estos pasos de ensueño con los hijos las madres pasaron al escenario de la cocina. Allí una receta esperaba por las decenas de manos presentes. Primero lavarse las manos, seguir a la mesa y empezar madre e hijo a preparar pan de banano.

Ingredientes: Una taza de harina de avena, cuatro bananos pequeños, media cucharadita de polvo de hornear, una cucharadita de canela. Preparación: precalentar el horno a 350 grados, mezclar todos los ingredientes (opcional ponerle chispas de chocolate), hornear por 25 minutos. Dejar enfriar. Y ahora el momento gastronómico atrae toda la atención. Todos están en un banquete de colores, olores y sabores, una y otra vez degustan las exquisiteces que tienen a solo unos centímetros.

Al final las parejas regresan a las artes y el turno es para una pintura que es inspirada al escuchar “ Il Gardelino” de Antonio Vivaldi. Los colores de las pinturas van y vienen por los pinceles e impregnan los lienzos con finos y agudos trazos que permiten crear una obra a cuatro manos con sorpresa de algunas madres que descubrieron la versatilidad que vivió en sus entrañas por nueve meses.

Conclusión. Oración Irlandesa: Que el camino crezca contigo y que el viento juegue en tu espalda, que el sol ilumine tu cara, que la lluvia caiga suave en tus campos, y hasta volverte a ver que Dios te acoja en el seno de sus mano. Esta bella oración fue repetida tres veces por todos. Los gestos acompañaban el canto y así al volver al más profundo centro descubrimos que habíamos hecho un viaje maravilloso!

Gracias a todas las madres por llevarse el perfume Naranja.

Pdta. Aquí está el link donde encontramos las 5 piezas musicales usadas en la celebración , además contiene otras 5 piezas que hacen parte de la conferencia “Niños de la Era Digital”.

Joseph Yeladim. Agosto 17 del 2018.  

IMG_1518.JPG
IMG_1519.JPG
IMG_1502.JPG
IMG_1504.JPG
IMG_1503.JPG
IMG_1506.JPG
Elisa Marin