A la Naranja, Interior Development: EDUCACIÓN PARA EL SIGLO XXI

Terminamos en Cali- Colombia el ciclo de conferencias “ Niños de la era digital” donde expusimos los 7 principales desafíos que tenemos los seres humanos en este siglo XXI. El factor común de las conferencias fue la asistencia masiva y el creciente interés de la gente por saberse atrapados en las redes sociales y no saber cómo desatarse y liberarse. Luego la expectativa estuvo centrada en el abordaje integral de la temática desde las neurociencias, la educación y los caminos de interioridad que venimos construyendo hace varios años nutriéndonos de experiencias en Israel, España,  Suecia, Francia, Costa Rica y Colombia.

A continuación compartimos los siete desafíos que tenemos la obligación de abordar desde la primera infancia para que nuestros niños sean libres y evitemos que caigan en las redes del consumo que impide su sano desarrollo y los aleja de su real sentido de vida:

1.     Creatividad en el empleo

2.     Cuidado creativo de los adultos mayores

3.     Reducción creativo del estrés

4.     Manejo creativo de las nuevas tecnologías

5.     Creación de comunidades leales

6.     Cambio de mentalidad creativa en la educación

7.     Ser contemplativo creativo

Como podemos apreciar el conductor de estos principios es el acto creativo. El siglo XXI está gravitando y lo seguirá haciendo sobre el eje de la creatividad y la solidaridad. Por tanto, desde la gestación misma, los padres somos responsables de ser modelos de orientaciones creativas que permitan al infante fundamentar su vida sobre la base de elementos creativos que le permitan organizar su mundo desde un punto de vista funcional de su entorno con énfasis en la ayuda solidaria con otros pares o seres que compartan “nichos” de acción similares para potencializar los esfuerzos y convertirse en garantes de una vida tranquila y confiada en que todo se puede hacer mejor con calidad de tiempo. Porque las redes, incluyendo las virtuales, son creadas para nuestro bienestar y no pueden convertirse en una esclavitud ni mucho menos en algo que nos aleja del desarrollo armónico de todas las potencialidades que nos habitan.

Seguiremos desarrollando estos postulados básicos y extrapolaremos cada uno a la primera infancia y a referentes reales que ubiquen en una dimensión cotidiana cada acto creativo para poder así disfrutar y vivir con paz interior continua a lo largo de nuestra existencia.

Joseph Yeladim - Enero 23 del 2019.

 

Elisa Marin